Qué ver en Rotterdam en 1 día
Comer y Beber en Rotterdam De compras en Rotterdam Qué ver y qué hacer en Rotterdam

Qué ver en Rotterdam en 1 día

Vista del Puente Erasmus. Visita Rotterdam. Rotterdam Arquitectura

Qué ver en Rotterdam en 1 día

Prepárate para descubrir la mejor selección de planes y lugares para visitar en este post sobre qué ver en Rotterdam en 1 día.

Nuestra recomendación para conocer Rotterdam en 1 día es que alquiles una bici, aunque también puedes recorrer la ciudad en transporte público.

Lo más común es que llegues a la Estación Central (Centraal Station), y desde allí alquiles una bici y te dirijas al centro.

De camino a la estación de Blaak, pasarás por el centro más grande de tiendas de Rotterdam, podrás recorrer Coolsingel, una de las arterias de la ciudad, y Meent, donde se encuentra el nuevo edificio Timmerhuis y el Museo de Rotterdam.

En las inmediaciones de Blaak, a 10 minutos andando desde Meent, tienes varios edificios y monumentos para visitar como la iglesia St.Laurenskerk, uno de los pocos edificios medievales que se mantienen en pie en el centro de la ciudad después de que fuera arrasada por el bombardeo nazi en 1940.

A pocos metros se encuentra la biblioteca municipal, y el edificio de viviendas conocido como el lápiz.

Es una zona ideal para descansar en alguno de sus cafés o comer en los restaurantes que encontrarás por los alrededores. Además, es recomendable aprovechar este momento para hacer la compra ya que tienes a un paso el Markthal, el mercado más grande de Holanda.

Muy cerca del mercado cubierto y la estación de Blaak se encuentran las Casas Cubo. Y a escasos metros la zona Oudehaven, llena de bares y restaurantes con vistas al pequeño puerto.

En esta zona también es recomendable visitar el Witte Huis, un edificio de 45 metros de altura que fue el primer rascacielos de Europa.

casas cubo rotterdam arquitectura

Casas Cubo

Las casas cubo
Diseñadas por el arquitecto Piet Blom entre 1978 y 1984, las Casas Cubo (Kijk-Kubus, en neerlandés) forman parte del desarrollo urbanístico entre la zona de Blaak, el distrito de Laurenskwartier y los alrededores del río.

La idea de Piet Blom era diseñar una especie de pueblo dentro de la ciudad y concibió las viviendas como árboles. Blom realizó un experimento arquitectónico que consistió en girar el cubo convencional de una vivienda 45º y lo colocó sobre pilares en forma hexagonal. Esta innovación le permitió crear viviendas con formas similares a árboles. En total existen 32 casas cubo que forman el conocido como bosque de Blaak.

Una de las casas se puede visitar para que el público pueda experimentar cómo es la vida en el interior de una casa cubo. Además paneles fotográficos y pantallas dan información sobre el desarrollo del concepto y su construcción.

La casa cubo que se puede visitar está abierta los siete días de la semana de 11:00 a 17.00.

El mercado Markthal
El primer mercado cubierto de los Países Bajos, y el más grande del país, el Markthal, abrió sus puertas en octubre de 2015. Desde entonces, Rotterdam cuenta con un nuevo icono arquitectónico en pleno centro, un edificio gigantesco ubicado junto a Binnenrotte, la estación de Blaak y el actual mercado al aire libre.

El Markthal es un mercado que une en un mismo espacio alrededor de 100 puestos de comida fijos, más de 20 tiendas, ocho restaurantes –dos de ellos, el BasQKitchen y el Pintxos 21 con sabor español–, un supermercado, aparcamientos y viviendas en la parte superior.

Un espectacular trabajo arquitectónico, dirigido por el prestigioso arquitecto neerlandés Winy Maas del estudio MVRDV.

De aspecto semicircular, el Markthal no pasa desapercibido. Los laterales, con paneles transparentes que dejan ver el interior, están sostenidos mediante cables de acero, al estilo de una raqueta de tenis, que llegan a soportar más de 25.000 kilos.

En la parte interior de la bóveda, El cuerno de la abundancia, obra del artista holandés Arno Coenen, forma un gigantesco puzzle de 4.500 piezas que, con sus 11.000 metros cuadrados, forman una de las piezas artísticas más grandes del país. Imágenes a todo color y sobredimensionadas de productos que se encuentran en el mercado (frutas, verduras, pescado, carnes, flores), representaciones de edificios emblemáticos de Rotterdam, como la Iglesia medieval vecina Laurenskerk, o insectos que conforman una renovada y contemporánea visión de las naturalezas muertas de los pintores holandeses del siglo XVII.

El Markthal propone un nuevo y espectacular espacio multifuncional que alberga los olores y sabores de Holanda, un must para gourmets donde podrán llenar la despensa a base de productos de calidad, frescos y de temporada. Así como saborear los placeres gastronómicos del país y de gastronomías de todo el mundo.

markthal rotterdam arquitectura

El mercado cubierto Markthal

Desde aquí puedes llegar hasta el río, pasando por el Museo Marítimo si te apetece descubrir la historia marítima de Rotterdam, y pasear por una de las calles más animadas y populares de Rotterdam: Witte de Wittestraat.

A pocos metros encontrarás el río Moza y el emblemático puente de Erasmus. Desde aquí tienes dos opciones, o bien escoger una de las excursiones en barco por el puerto, o cruzar el puente y descubrir el barrio de Katendrecht donde disfrutarás de buenas opciones para comer como Fenix Food Factory, Las Palmas, HMB, De Matroos en het Meisje o Bistro du Bac.

Nuestra recomendación, si el tiempo acompaña, es que cojas el Spido y en un viaje que dura alrededor de 75 minutos, recorras el puerto de Rotterdam (En Rotterdam frente al mar, encontrarás más información sobre Rotterdam y las atracciones alrededor del río Moza).

Vista del Puente Erasmus. Visita Rotterdam. Rotterdam Arquitectura

El Puente de Erasmus

El puente de Erasmus
El puente de Erasmus, construido por el arquitecto Ben van Berkel en 1996, tiene 800 metros de longitud. Una construcción colgante que atraviesa el río Moza y enlaza la zona del norte y el sur de Rotterdam. El puente se sostiene a través de un pilón de acero de 139 metros de altura y está asegurado a través de 40 cables. Una forma y silueta que le ha valido el apodo de “El cisne”.

No cabe duda de que la arquitectura monumental define hoy la silueta de Rotterdam. Así, numerosos edificios y rascacielos conforman el perfil de una ciudad moderna y en constante movimiento.

Desde el puente de Erasmus puedes observar construcciones titánicas como el rascacielos Monteviedo o De Rotterdam, el edificio más alto de la ciudad.

Después del viaje en Spido, puedes pasear hasta el parque Het Park que se encuentra muy cerca del Puente de Erasmus y visitar la torre Euromast. Desde aquí podrás disfrutar de una vista panorámica increíble de Rotterdam, que no te debes perder.

También puedes relajarte al sol o en alguno de los bares y restaurantes del parque.

Het Park - Torre Euromast - Arquitectura - Rotterdam

La Torre Euromast en Het Park

La Torre Euromast
La torre de observación Euromast, diseñada por el arquitecto de Rotterdam H.A. Maaskant, fue construida en 1960 con motivo del Floriade, la feria de jardinería que tuvo lugar en Rotterdam. En ese momento, el Euromast tenía 100 metros de altura. En 1970, se añadió la “Torre del Espacio”, elevando la torre a una altura de 185 metros que la convirtió en la torre de vigilancia más alta de los Países Bajos.

El ascensor del Euromast que tarda solo 30 segundos en alcanzar 100 metros de altura, lleva a los visitante a la plataforma de observación y al restaurante. Desde aquí el visitante podrá disfrutar de una vista de 360 de Rotterdam y sus alrededores.

Para los más atrevidos un ascensor giratorio Euroscope permite a los visitantes subir hasta el punto más alto del Euromast, a 185 metros de altura.

Y para los amantes de la escalada, como una atracción única en Europa, se puede descender por las paredes del Euromast, acompañado por un guía profesional.

No muy lejos te queda el histórico barrio de Delfshaven, otro de las áreas que sobrevivieron al bombardeo de 1940. Un lugar ideal para tomar algo y finalizar tu primer día en Rotterdam.

El histórico Delfshaven
Este pintoresco puerto fluvial, hoy parte de Rotterdam, es una de las pocas partes de la ciudad antigua que sobrevivió al bombardeo de Rotterdam de 1940. Históricamente ha sido un punto clave porque fue el punto de partida desde donde los padres peregrinos viajaron a Estados Unidos y el lugar de nacimiento del héroe marítimos holandés Piet Hein.

En el Siglo XVII, los padres peregrinos, puritanos ingleses refugiados en Holanda, iniciaron desde Delfshaven su viaje en masa en el Speedwell (el primer barco de la compañía Holland Amercia Line, aunque tras una parada en Inglaterra y por razones técnicas, terminaron haciendo el viaje en el buque Mayflower) hacia Estados Unidos. Un viaje penoso lleno de penurias que tardaron más de dos meses en lograr. Después del primer invierno en Estados Unidos, en lo que después sería Massachusets, más de la mitad de los 102 expedicionarios habían muerto.

Como recuerdo de esta odisea, un intento de huida de Europa por miedo a las represalias de la Inquisición Española, en Delfshaven se encuentra una pequeña iglesia de los padres peregrinos y un museo.

Además de la historia de los padres peregrinos, como homenaje la cervecería artesana de Delfshaven lleva su nombre en inglés (De Pelgrim), esta zona es conocida por ser el lugar de nacimiento del almirante Piet Heyn (1577-1629). Entre las hazañas de Heyn, destaca el saqueo que realizó a la flota española en Cuba en 1928. Desde entonces se le considera un héroe nacional y existen numerosas historias infantiles sobre este personaje histórico.

Además, a lo largo de la historia, Delfshaven ha sido también popular por la pesca de arenque y la destilación de ginebra.

Entre las históricas casas del pintoresco canal, encontrarás además de bonitos y acogedores restaurantes como ‘t Ouwe Bruggetje, o cafeterías como la De Oude Sluis y la cervecería De Pelgrim. Puedes visitar sus instalaciones y descubrir como se elabora una de las cervezas artesanales de la ciudad. Y por supuesto degustarla con vistas al canal.

En Delfshaven todavía se puede visitar un molino de grano, el De Distilleerketel.

Nuestra recomendación es que termines el día en una de las terrazas de Delfshaven o te acerques al muelle de Sint-Jobshaven, donde también encontrarás opciones para tomar algo o cenar con vistas al río Moza.

¿más días en Rotterdam? Lee nuestro post Qué ver en Rotterdam en 2 días y Qué ver en Rotterdam en 3 días, si quieres descubrir los planes y destinos que no te debes perder en la ciudad.

    Leave a Reply